Archivos por Etiqueta: televisión

La rentabilidad social de las televisiones públicas de Andalucía, se mide a través del ranking IRSCOM

Según datos actualizados a septiembre de 2013, en la actualidad operan 36 televisiones locales públicas en la geografía andaluza.

De éstas, 16 (el 44,4%) lo hacen emitiendo en TDT de acuerdo a las demarcaciones territoriales establecidas por el Real Decreto 2268/2004, de 3 de diciembre, es decir;  cubren los municipios estipulados por ley y tienen su sede en la localidad considerada cabeza de demarcación. Por el contrario, 9 emisoras (el 25%) emiten fuera de demarcación, es decir, tienen su sede en  municipios que no son cabeza de demarcación sin haber llegado a acuerdos con el resto de localidades con las que comparten territorio. En la mayoría de los casos se  trata de televisiones municipales que venían emitiendo desde antes de que se produjese el encendido digital y que pretenden mantenerse en  antena a pesar de que el Plan Técnico de la TDT local no las contemple. Nos llama la atención el caso de la emisora Onda Minera, la localidad donde se ubica, Nerva (provincia de Huelva), no viene contemplada en ninguna demarcación del Plan Técnico a pesar de que su televisión local, que viene emitiendo desde hace 10 años, cumple con todos los requisitos establecidos y presta cobertura al 50 % de la población de la provincia de Huelva. De no ser por su empeño en sobrevivir, al margen de la ley, los pequeños pueblos de esta provincia, que juntos suponen un 8% de la población perderían su acceso a la televisión digital local.

Otras televisiones existentes en analógico como la San Roque, Tarifa (provincia de Cádiz) y Mijas (provincia de Málaga), que no son cabecera de demarcación pero que venían funcionando desde hace años, han migrado a la tecnología digital rebotando la señal de un operador privado con licencia hacia dichos municipios, e insertando sobre ella su programación en determinadas franjas horarias. En el caso concreto de Tarifa, el problema estriba en que la localidad se enmarca en la demarcación TL01CA pero el Ayuntamiento cerró el acuerdo con un operador privado con frecuencias en las demarcaciones de Chiclana y Bahía de Cádiz (TL04CA y TL03CA), prolongando su señal más allá de sus límites lo que supone una invasión de otras frecuencias

Por último, encontramos 10 televisiones locales (el 27,7%) que continúan emitiendo en tecnología analógica a pesar de que desde abril de 2010 se produjo el apagón analógico y todas las televisiones tienen que emitir en digital siempre que tengan una licencia. En este caso, al igual que en el anterior, se  trata de televisiones con cierta antigüedad que pretenden mantenerse en  antena a pesar de no ser cabezas de demarcación, de no haberse puesto de acuerdo con el resto de municipios con los que la comparten,  o de no poseer suficientes recursos económicos para emitir en digital.

Anuncios

El indicador IRSCOM mide la incidencia social de los medios públicos locales andaluces

El Grupo de Investigación COMandalucía ha creado una herramienta, el IRSCOM, que analiza el trabajo de las radios y televisiones municipales andaluzas para medir su rentabilidad social.  Además, el indicador evalúa las buenas prácticas de las emisoras públicas locales en función de 32 datos organizados en seis campos básicos (gestión, capital social, articulación territorial, programación, presencia en Internet e infraestructura),  y establece, desde criterios cualitativos – cuantitativos, una medición que refleje la capacidad de incidencia de las emisoras locales públicas y ciudadanas.

 Este indicador permite identificar y poner en valor aquellas experiencias que apuestan por una comunicación local de calidad y preservan un servicio público esencial para la ciudadanía y la democracia.

 Para su elaboración, se ha partido de un principio fundamental que determina el posicionamiento de las emisoras como herramientas de vertebración social: la capacidad de movilizar la participación de colectivos y colaboradores.

 Este campo, llamado capital social, integrado en la matriz de análisis, permite poner en valor la participación ciudadana y la capacidad dinamizadora.

 A partir de esta primera noción, se han diseñado, a través de un trabajo holístico, criterios consensuados que constituyen el eje fundamental del diseño de la matriz, y que se valoran de acuerdo con el resto de indicadores que mencionados anteriormente. Desde este punto de partida, se pretende establecer criterios para validar las experiencias de comunicación a través del Índice de Rentabilidad Social (IRS), entendido como el resultado de la inversión pública y el beneficio social del proyecto.